Friday, February 3, 2017

No es mía

Touching the Floor
(Toronto, Canada. Photograph by Gustavo Thomas © 2013)




Esta mano 
que no es mía
recorre líneas 
como un anzuelo.
Transcurre su paso
en un sin tiempo
al que delicado y fácil,  
así...
me dejo limpio. 

Esta mano 
que se siente tibia 
me aprieta al tacto
como si pisara suelo;
alienta el nervio
con ella suspiro,
le tiemblo, 
me aprieta de nuevo, 
… 
¡y de nuevo tiemblo!

Mano esta 
que sin color
en mis rozaduras
se mete suave.
Como un ciego 
que la siento
me le acerco,
sin respiración
por instantes quedo,
afinado al tono,
al borde de lo frío, 
caliento todo con un 
-¡No!- 
La calmo,
 sonrío.

Revelación de una piel 
que no es mía,
mano que me toca,
de noche,
solitario,
en su compañía,
desmayo, 
ansioso,
tierno a ella preso 
me le expiro.



(Gustavo Thomas © 2013-2017)

Wednesday, July 20, 2016

"There is a flower in your blood"


"There is a flower in your blood" (Digital Art. Gustavo Thomas © 2012)


There is a flower in your blood 
I know this for sure 

Growing her beauty 
While you suffer from anxiety 
Red doesn't change the way I see it 
It smells life and heart and lovely hope 

There is a flower in your blood,
my love 
Don't despair 
It's growing for you in you 
Bringing joy where you think is pain 

I can touch it with my finger
and curious
lick its delicated colours

while thinking of illness...

There is a flower in your blood 
And you don't want to know it!



(Gustavo Thomas © 2016) 

Tuesday, April 19, 2016

El dictador


(Autorretrato con vendas. Arte digital sobre fotografía. México. Gustavo Thomas © 2012)



Escucho

Que mis dedos no señalen
y mi boca no mencione

Así quedarme quieto
mirando solo y dentro

Un puñetazo al cuerpo
latigazo al cerebro
pinchada al pecho
apretón a los güevos

Y un poco de agua
sin caer gotas
ni contar deseos

Hay tiempos
en que no puedes
-ni debes-
entrar en contacto 
con aquellos que llamamos los demás

Escucha
Si fueras un dictador
sería el día que la historia 
te marcaría
como "el gran monstruo"
que guardó silencio.






(Gustavo Thomas © 2016)

Saturday, March 28, 2015

No sé si en verdad te sueño


(Japanese Sleeping Beauty. Tokyo, Japan. Photo by Gustavo Thomas © 2012)


No sé si en verdad te sueño
cuando duermo
hasta ese momento en que abro mis ojos
y despierto,
entonces sé que no puedo ser aquello
de lo que ya más no me recuerdo.

No puedo saber si te disfruté
con tus caricias, 
recorrí tus labios
o di algunos apretones
a mi pecho
de ti 
amorosamente harto.
Si caminé contigo
en medio de multitudes de sombras
mano a mano
por oscuros cuartos
sin rostro 
y entre la bruma desfilando.

No sé nada de lo que fue de ti allá en mi sueño
porque al dormir
en la ilusión sin razón 
yo se que ahí también me muero.

Es una tumba de ojos cerrados
dientes rechinando
erecciones fortuitas
climax opacos.

La historia que contigo tengo
si la sueño
al despertarme yo
toda la pierdo.

No sé qué hice de ella
si la usé, si la dejé tirada 
o si explotó
lanzando vidrios de dolor
finalmente
incrustados en el fondo de mi cara.


Al dormime
no sé si contigo sueño
viviendo ese olvido
hasta el momento 
que con poca o nada
de memoria 
tonto 
me despierto.

Tal vez esto no sea más que un juego 
del no querer saberlo
porque
aunque la duda es madre sin cobija
y siga perdido en el misterio 
prefiero no enterarme
si de verdad 
nuestro amor ha sido 

como un fallido y acalorado 

ensueño.


(Gustavo Thomas © 2015)



Sunday, February 15, 2015

El tiempo

Mancha en el fondo del tiempo (Arte digital por Gustavo Thomas © 2011)


El tiempo


Me pregunto si cuando vuelva a verte 
te amaré más o menos 
que la última vez que te tuve cerca. 

Si mis manos querrán tocar tu cara 
como si fuera la noche primera
o descubrir el primer olor de tu aliento de mañana 
con extraña pena.


¿Descubriré en ti aquello misterioso 
que no sabía que existía 
pero que sé que detesto y que nunca te lo diría?


El tiempo cura, enmohece, destruye, libera.

El tiempo crea vínculos de seda o de cobre
en parejas que tejen sin saberlo
historias completas en estantes de libros viejos.


El tiempo seca lágrimas, 
acaba miedos,
aumenta incertidumbres,
¡Asesina cielos!


Es al tiempo y no a la distancia 
a quien cuando (de ti) me alejo...

 le temo.





(Gustavo Thomas © 2015)

Friday, January 9, 2015

El retorno erecto del deseo


"Showing Tongue" (Digital Work Over Photograph by Gustavo Thomas © 2011)


El retorno erecto del deseo


¡Ay, qué inquietante es el retorno erecto del deseo!

Animal que de cama en cama nos acecha
con su olor y con su aliento
olfateando hambriento
por la carne de nuestros suculentos miembros.

Desde lo oculto
aquél fantasma con su presencia nos despierta,
no oye nuestros gemidos,
toca impávido y cariñoso
la temblorosa piel de unos labios que nos alteran.

Sentimos ese beso tan profundo
antes del dolor de la carnicería
que nos espera.

...

Un beso
de su áspera y pegajosa lengua 
que hemos atendido
como un pequeño niño atiende
ansioso
a su nana o a su niñera.



(Gustavo Thomas © 2012-2015)



Wednesday, December 10, 2014

Días de Olvido



"Días de olvido"


Extraño 
los días de olvido de la infancia,
donde todo era presente y juego,
la religión era un mito verdadero
y los miedos se acababan al sentir tu pecho 
o tus consuelos.

El tiempo que poseía mis cabellos lacios, 
también lo extraño;
cuando negros caían pesados hacia mi frente 
y hacia mis ojos,
y cómo brillaban todos fulgurantes 
apenas después del baño.


Extraño 
ese único cansancio de jugar tanto y llorar tan rápido, 
aquél gozo de escupir los sabores 
que solo yo consideraba rancios.



Extraño 
ver la lluvia cayendo 
y mi imaginación con ella explotando,
contemplando el viento y los árboles
detrás del vidrio
y esos torrentes de agua por las calles inundando.



¡Me siento tan lejos de esos tiempos!,
de ese fácil olvido,
¡de ese cariñoso cansancio!



Ahora a la religión le temo,
y tu pecho y tus palabras 
por más que los invoco... 
ya no los traigo.




(Toronto, Canadá. Gustavo Thomas © 2012-2014)